FICO: Elementos logísticos optimizables

Cómo la tecnología puede ayudar a la logística del comercio electrónico en el contexto del coronavirus

La pandemia está teniendo un gran impacto en la logística del comercio electrónico y cada compañía lo puede sentir de diferentes maneras.

Entre ellas, dificultad para transportar mercancías debido a ciertos niveles de inactividad y a cuellos de botella operativos debidos al aumento repentino de la demanda.

En estos escenarios, es esencial utilizar herramientas inteligentes que respalden la toma de decisiones para determinar el nivel mínimo de operación que se mantendrá.

También, para lidiar mejor con una cierta incapacidad para atender a todos los clientes dentro de un período satisfactorio, priorizando los pedidos que se atenderán.

FICO: Elementos logísticos optimizables

Un estudio realizado por La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico y MinTIC, revela que el crecimiento del comercio electrónico en Colombia fue del 73% entre el 5 de abril y el 3 de mayo.

Esto se debe a la fortaleza presentada por las cadenas de abastecimiento y a la claridad en la operación que se dio por parte del Gobierno Nacional y los gobiernos locales.

Estos permitieron el incremento del consumo de bienes de primera necesidad y consumo ordinario.

La optimización y el aprendizaje automático son técnicas que pueden contribuir decisivamente a la logística de las empresas que venden productos en línea.

Estas tecnologías permiten ajustar las reglas del negocio sobre problemas o procesos determinados y obtener respuestas de mayor calidad frene a otro tipo de herramientas.

Con esto, se garantizan procesos más consistentes y sostenibles, así como una mayor transparencia, ayudando a la empresa a comprender el impacto y alcance de cada decisión y mejorando los resultados deseados.

Automatización  para reducir costos y tiempo

Es importante resaltar que la automatización de procesos puede ahorrar tiempo, lo que permite a la empresa aprovechar a sus empleados de manera más inteligente y agrega a la visión del negocio.

Después de todo, una vez que se ha mapeado un problema utilizando un modelo, resulta mucho más fácil simular nuevos escenarios y obtener respuestas a las pruebas de hipótesis.

Esto permite a los planificadores analizar varios aspectos antes de tomar una decisión final, y para un operador, decidir rápidamente cómo realizar una acción de manera más asertiva.

Un estudio de Mercado Libre muestra que los envíos alcanzaron su pico en Latinoamérica en marzo, con más de 1,1 MM de entregas diarias.

Los minoristas: Pieza clave en la optimización

Acá entran los minoristas, cuando es más relevante optimizar y vincular tiendas con centros de distribución.

Esto lleva a aprovechar aún más la reducción de los costos operativos de varias maneras:

Aumentando el porcentaje de carga útil, con una asignación más inteligente de la flota o, contratando de manera eficiente personal subcontratado.

Paralelamente, permite el descubrimiento de nuevas estrategias, en las que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático sugieren nuevas políticas de inventario.

Y de paso, indican variables que causan un mayor impacto financiero y operativo.

Planificar mejora los procesos

La planificación de la entrega es otra vertical importante en la que puede actuar la optimización.

Con información sobre pedidos a entregar, ubicación de clientes, flota disponible, restricciones de acceso y horas de servicio, se elaboran planes de entrega completos.

Con la pandemia se han acelerado los procesos de transformación digital de las empresas y aquellas que no se adapten e innoven probablemente perderán espacio en el mercado.

 *Por Thaylon Toledo Nogueira, consultor de optimización FICO para América Latina

FICO: Elementos logísticos optimizables