El Papa Francisco saluda la inclusión de principios éticos en la Inteligencia Artificial IA

Los primeros pasos hacia acuerdos que incluyan ética en la gestión de las Inteligencias Artificiales, comenzó el pasado 28 de Febrero, con la firma de un acuerdo entre el Vaticano e IBM y Microsoft.

‘Rome Call for AI Ethics’

Junto con junto con representantes del Parlamento Europeo y de la FAO, el vicepresidente ejecutivo de IBM, Dr. John Kelly III, firmaron el “Rome Call for AI Ethics” promovido por la Academia Pontificia por la Vida.

El acuerdo fue bendecido por el Papa Francisco. 

El compromiso del Rome Call for AI Ethics subraya la necesidad de que la inteligencia artificial se regule y se base en los intereses y valores humanos.

“La tecnología basada en IA nunca debe usarse para explotar a las personas de ninguna manera, especialmente a las más vulnerables”, dice el documento. “En cambio, debe usarse para ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades y para apoyar al planeta”.

Fortune

Durante el evento de firma, el Dr. Kelly enfatizó que:  “La inteligencia artificial es una tecnología increíblemente prometedora que puede ayudarnos a hacer que el mundo sea más inteligente, más saludable y próspero, pero solo si está formada desde su base por los intereses y valores humanos.

El Rome Call for AI Ethics nos recuerda que tenemos que elegir cuidadosamente a quién beneficiará la IA y debemos hacer al mismo tiempo importantes inversiones en personas y habilidades.

La sociedad tendrá más confianza en la IA cuando las personas vean que se está construyendo sobre una base de ética, y que las compañías detrás de la IA están abordando directamente cuestiones de confianza y responsabilidad”. 

Los compromisos

El Rome Call for AI Ethics es un compromiso para trabajar juntos en promover el avance ético de la IA, según lo definido por 6 principios, que también están reflejados en los Principios por la Confianza y la Transparencia de IBM; que incluye: 

  1. Transparencia: en principio, los sistemas de IA deben ser explicables.
  2. Inclusión: se deben tener en cuenta las necesidades de todos los seres humanos, para que todos puedan beneficiarse y se les ofrezca a todos los individuos las mejores condiciones posibles para expresarse y desarrollarse, fomentando la participación social e incluyendo a los más vulnerables.
  3. Responsabilidad: quienes diseñan y despliegan el uso de IA deben proceder con responsabilidad y transparencia, teniendo en el centro el bien de la humanidad y con un enfoque sostenible.
  4. Imparcialidad: no crear ni actuar de acuerdo con prejuicios o discriminación, salvaguardando así la equidad y la dignidad humana.
  5. Confiabilidad: los sistemas de IA deben poder funcionar de manera confiable.
  6. Seguridad y privacidad: los sistemas de inteligencia artificial deben funcionar de forma segura y respetar la privacidad de los usuarios.

Los protagonistas de este importante suceso en la firma del documento.

 IBM cree que adherirse a estos principios y promover el avance ético de la IA también debe incluir compromisos con la educación.

Esto implica asumir la responsabilidad de educar a todas las generaciones sobre cómo asociarse con estas tecnologías para que los beneficios se disfruten de forma amplia en la sociedad. 

“La primera firma de este llamado no es una culminación, sino un punto de partida para un compromiso que parece aún más urgente e importante que nunca.

Esto dijo el presidente de la Academia Pontificia para la Vida, Arzobispo Vincenzo Paglia.

Unirse a esta iniciativa implica un compromiso para las industrias que lo firman, que tambén tiene relevancia en términos de costos y contribución industrial para desarrollar y distribuir sus productos”.