De telefonía móvil, pasamos a comunicaciones móviles y ahora vamos hacia el Internet de Todo o IoE.
  • Según MinTIC, en pocos meses comenzarán las pruebas piloto para la adopción de la tecnología 5G en el país.
  • De los colombianos conectados a internet hoy, sólo el 60% tiene acceso a 4G, mientras que 35% aún usa 3G, y queda un 5%, que recibe la señal a través de 2G.  
  • Jhon Richard Martin, miembro del Comité Académico de BICSI Colombia, asociación global que impulsa la comunidad de tecnologías de la información y la comunicación, analiza los principales retos que debe superar el país para llegar a la implementación del 5G.

Si todos los planes del gobierno nacional se ejecutan como han sido proyectados, 2025 será el año en el que Colombia comenzará la implementación de las redes 5G.

Esto depende de diversos factores que incluyen la ejecución de la reciente asignación de espectros, la cual obliga a Claro, Tigo y sus aliados como los operadores favorecidos a subir sus redes de 2G y 3G a 4G para beneficiar a más de 3.600 localidades rurales de 32 departamentos del país.

“5G en Colombia permitirá explotar en toda su dimensión las grandes tendencias de mercado como el IoE (la internet de todo), el Big Data, la inteligencia artificial. Las posibilidades son enormes y la industria en general debe prepararse para asumir un mundo en términos de 5G”, concluye Martín.

El país entrará así en una dinámica de modernización tangible que incluye las pruebas que este año comenzarán a realizarse para implementar la tecnología 5G, cuyo espectro se asignará en 2021. Frente a este panorama, Jhon Richard Martin, analiza que los principales retos en el camino hacia la adopción de esta nueva tecnología.

5G Gráfico

La evolución de las generaciones de comunicaciones móviles.

 

Elementos clave

En este sentido, para el experto, hay dos retos muy importantes a nivel regulatorio:

El primero es la gestión del espectro en donde se debe garantizar un marco jurídico adecuado que facilite e incentive la inversión en tecnologías 5G.

La normatividad deberá tener la flexibilidad que permita su actualización, conforme a las tendencias, necesidades de los usuarios y nuevos avances tecnológicos.

El segundo reto es equilibrar la necesidad de infraestructura y la regulación sobre medio ambiente, en particular con relación a  contaminación visual y radioeléctrica.

Este punto es importante pues para que funcionen la red 5G es necesario aumentar las antenas y aumentar la infraestructura.

Y su impacto se verá en la gestión de la seguridad ciudadana, el tráfico vehicular o las alarmas de contaminación ambiental, entre otros,

La Comisión de Regulación de Comunicaciones, CRC, prevé realizar un diagnóstico de la regulación necesaria para su despliegue, mientras adelanta una revisión al marco vigente en donde identifica tres criterios para revisar:

Retos de la 5G

El primer factor, los obstáculos para modernizar las redes móviles.

Segundo, la afectación a la protección de derechos de los usuarios de telecomunicaciones y, tercero, el impacto en el crecimiento de los servicios IoT y M2M.

Un tercer factor para analizar es cuánto espectro se necesita para implementar 5G en Colombia.

El miembro del Comité Académico de BICSI Colombia, afirma que la red 5G “requerirá, gran cantidad de espectro nuevo para servicios móviles en diferentes bandas de frecuencia”, Así. 

  • Las inferiores a 1GHz estarán destinadas a extender la cobertura móvil de alta velocidad en zonas urbanas, suburbanas y rurales con foco en IoT.
  • Las bandas entre 1 y 6 GHz se usarán para los primeros servicios comerciales.
  • Las frecuencias por encima de 6 Ghz, servirán para soportar las ultra altas velocidades de banda ancha”.

Más máquinas conectadas

Según Martín, el espectro debe estar antes de la gran implementación, principalmente para sectores como transporte, seguridad, energía y entretenimiento, entre otros.

Estos sectores, tomarán todas las bondades de 5G  aunque planteen desafíos sobre capacidad y las velocidad de las redes.   

Un cuarto reto para las redes 5G en Colombia, que se esboza en el largo plazo, será el avance de la industria conectada.

Si bien las fábricas en el país están empezando integrar IoT, la competitividad de los mercados obliga a mejorar productividad, al automatizar plantas.

El último factor, de acuerdo con Martin, es tiempo, pues Colombia no puede tardar más de los 5 años presupuestados para implementar 5G.

“Estamos ante un inminente cambio global generado por la cuarta revolución industrial, y me atrevería a decir que incluso a un cambio de modelo económico, la economía colaborativa, en donde las redes 5G son de vital importancia”, afirma Martin.

Este es uno de los ejes temáticos centrales del 11° Congreso BICSI CALA – COLOMBIA  de Bogotá en mayo del presente . Bicsi reúne a los más destacados profesionales de las tecnologías informáticas y las telecomunicaciones.

Martin concluye que, “este evento académico de especialistas servirá para estudiar el caso colombiano pues aquí no sólo se trata de disponer de los equipos, sino de regulaciones, infraestructura y de adecuar el ecosistema digital para aprovechar y hacer viable su masificación”.