Todas las empresas, sin importar su tamaño, continúan su proceso de implementación de la factura electrónica. ¿Cómo va ese proceso en Colombia?

2018 06 18 Redonodo SeresHablamos con Redondo, gerente de marketing para América Latina de la firma SERES, una empresa de origen español y con una experiencia de décadas en los procesos de transición y adopción de los sistemas de facturación electrónica, los cuales llevan un buen tiempo implementándose en el país y que requiere el compromiso de las grandes empresas, de sus proveedores tecnológicos, de sus proveedores y clientes.
Al respecto, Redondo nos comenta que la estrategia de la empresa es apoyar a los negocios clave, “no buscamos un crecimiento exponencial sino uno donde se valoren nuestros servicios”, comenta. “Por ejemplo, estuvimos recientemente en una reunión con los tomadores de decisiones de una multinacional. El director de tecnología está ávido por implementar y mejorar los procesos de facturación electrónica, el de compras, por su parte, quiere saber cómo esto va a afectar sus actividades y el área contable, lo asume como una norma que se tiene que cumplir”.
La realidad, según redondo, es que se deben automatizar procesos para mejorar la competitividad. “En España, existen facturas que se pagan sin siquiera abrirlas, porque se dan por entendidos los procesos”, afirma.
También, es importante resaltar el papel determinante que tienen las empresas proveedoras de servicios para la gestión de recursos empresariales, conocidas como ERP, pues de ellas depende la integración eficiente y confiable de los procesos con los mecanismos de facturación.
“Las empresas deben actualizar sus modelos para perfeccionar sus mecanismos y esto lo logran a través de alianzas con empresas que les apoyen en el desarrollo de estos mecanismos con los cuales lograrán superar las necesidades de sus clientes”, afirma el gerente de marketing de Seres en América Latina.

Muchas empresas ven el desarrollo de modelos como blockchain como una importante oportunidad para el desarrollo de modelos más confiables y seguros de transacción, a lo que Redondo, aclara que esta es solo una tecnología disponible en el mercado mientras que los procesos. “Al utilizar blockchain se usan bloques, que si son solo fecha y hora, está bien, pero al agregar más datos, como los de una factura, se torna más denso y más complejo”. Puede ser que un futuro se complementen estas tecnologías para perfeccionar los procesos de las cadenas logística y de valor de las empresas.
Finalmente, es importante entender que la adopción de la factura electrónica es una exigencia para poner los negocios nacionales en equidad con el contexto internacional de negocios y con las facilidades y oportunidades que este modelo agrega.